Etiquetas

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Reseña Resident Evil 6 - Por Alejandro Morales


Por segunda ocasión, mi amigo y escritor (y colaborador de la I antología hecha en esta web) Alejandro Morales ha hecho una reseña del vídeo juego: RESIDENT EVIL 6
La colaboración de Alejandro, fue hecha especialmente para este blog, pero sobre todo, para aquellos que disfrutan de los vídeo juegos.




A continuación la reseña:

Hablar de Resident Evil es hablar de una tradición y todo un referente en la subcultura zombi y su sexta entrega no puede dejar a nadie indiferente. Para comenzar, nos encontramos con un juego realmente enorme, mucho más grande que cualquiera de sus antecesores. Se trata de un proyecto sumamente ambicioso, y esa ambición es precisamente su gran virtud y su mayor defecto.

El juego está dividió en tres tramas diferentes, la cuales, tal como veremos mientras se desarrollan, se van relacionando poco a poco, aunque sin llegar a un apoteósico final (primer problema de la gran ambición de este juego, una historia floja). Estas tramas se nos presentan en tres campañas en las que controlaremos a uno de dos posibles personajes, estas campañas a su vez están divididas en 5 misiones. Pero eso no es todo, una vez se han terminado estas tres campañas, se desbloquea una cuarta, que sirve (o pretende ser) el conector lógico de las tres tramas en una sola.


El juego comienza con una misión de introducción, en la que de la mano del veterano Leon S. Kennedy, se nos presenta el modo de juego y las diferentes acciones que podremos realizar en él. Básicamente se trata de un pequeño tutorial que no basta para acostumbrarnos al control del juego (que no es de lo mejor, aunque después de unas partidas se suaviza su uso), pero no por ello deja de ser entretenido, puesto que es una pequeña muestra de lo que vendrá en las campañas.

Una vez concluido este tutorial, el jugador ya puede concentrarse en alguna de ellas, pudiendo ser jugadas en el orden que se prefiera, incluso intercalándolas entre sí. Dichas campañas son:

LEON, en esta tomaremos el control del agente gubernamental Leon Kennedy, quien hará equipo con la también agente Helena Harper, en medio de un ataque terrorista dentro de territorio norteamericano, que implica la muerte del presidente y el sobrevivir a una ciudad infestada de zombis (el mismo caso de Raccoon City). De las tres campañas del juego esta es sin duda la que más se acerca a los primeros juegos de la saga y la que conserva aún tintes de Survival Horror.



 La trama transcurre en la ciudad de Tall Oaks justo en medio de un brote biológico que convierte a sus habitantes en zombis, pero no a los que nos tenía acostumbrados la saga, estos son producidos por un nuevo tipo de virus (Virus-C) y por lo tanto tienen un comportamiento algo distinto al que cabria esperar. Estos nuevos zombis son un tanto más agiles que sus antecesores, son más agresivos, más veloces e incluso pueden usar (de modo deficiente, por supuesto) instrumentos de ataque (bates de beisbol, cuchillas, armas de fuego, en fin, cualquier objeto que un superviviente pudieses sostener en manos antes de caer victima de la infección). Las locaciones de la ciudad cumplen su cometido, en más de una ocasión realmente transmiten la sensación de estar en medio de un apocalipsis zombi y aunque hay ciertos guiños (como la batalla dentro de la tienda de armas) se logra crear una atmosfera distinta a la de Raccoon City. A partir de la tercera misión la acción sucede en distintas localidades, y quizá debido a ello, se comienza a sentir como se va perdiendo la atmosfera tenebrosa del inicio y el alejamiento del Survival Horror. A pesar de ello, en toda la campaña hay escases de munición, así como de objetos curativos, lo que en más de una ocasión dará problemas al jugador ante ciertas situaciones, aunque sin llegar a ser tan abrumadoras como en las primeras entregas. En síntesis, una gran campaña que rescata lo mejor del pasado de la saga y que equilibra, no siempre con buenos resultados, las características más recientes de la misma.

CHRIS, en esta campaña encarnaremos al ya veterano Chris Redfield o bien, a Pierce Nivans, agente de campo de la BSAA y experto francotirador. La acción (y acción es la palabra indicada) se llevará a cabo en una ficticia nación europea (Edonia) y en una provincia igualmente imaginaria de China. Los zombis no tienen cabida en esta, en su lugar nos enfrentamos a un nuevo tipo de arma biológica, humanos inoculados con el Virus-C, llamados J´avo. Estos J´avo se comportaran de un modo muy parecido a los ya conocidos Ganados y Majinis de entregas anteriores, con la salvedad de que estos son más resistentes a nuestras armas, gracias a que mutan constantemente, básicamente regenerando una o varias partes de su cuerpo y volviéndose con ello más peligrosos. Pero eso no es todo, algunos de estos J´avos, al recibir suficiente daño, se convertirán en capullos, de los cuales surgirán otros tipo de enemigos, los cuales nos harán pasar muy malos ratos. En efecto, la marca distintiva de esta campaña es la acción desmedida, en cada momento estaremos vaciando cargadores sobre las hordas de enemigos que rara vez nos darán un minuto de descanso, y si bien la munición y las armas de fuego no son escasas, no faltaran ocasiones en las que tendremos que administrar nuestros recursos si es que queremos seguir adelante. Los escenarios de las misiones de Chris son variadas, y en todas ellas se respira una atmosfera militarista, lo cual no está mal, pero puede llegar a incomodar a los fans de vieja escuela. Una campaña sin duda heredera de la quinta entrega de la saga y, quizá, la más floja de todo el juego.

JAKE, si las pasadas campañas podían etiquetarse fácilmente, no sucede lo mismo con esta. En esta tomaremos el control de Jake Muller o de Sherry Birkin, ambos son hijos de dos de los más grandes antagonistas de la saga, Albert Wesker y William Birkin, respectivamente, y tal como reza la sabiduría popular, cargaran con los pecados de sus padres. Sus cinco misiones transcurren en los mismos lugares que la campaña anterior y se enfrentaran a las mismas hordas de J´avos, pero en estas la acción está un tanto diluida, siendo que no solamente nos encargaremos de eliminar enemigos, sino que escaparemos (más que nada de un poderoso enemigo llamado Unstanak, una BOW muy similar al legendario Némesis), nos escabulliremos y resolveremos acertijos (sencillos). En síntesis, no es una campaña sobresaliente, pero es un soplo de aire fresco a la franquicia.

La última campaña contará con la participación de un sólo personaje seleccionable (que no mencionare para no arruinar la experiencia de nadie) a través de 5 misiones, las cuales transcurren en lugares y circunstancias ya conocidos durante las tres restantes y, como ya se mencionó al principio del análisis, intenta ser un conector lógico de todas las historias, y lo consigue hasta cierto punto, pero a pesar del esfuerzo, la historia como un entramado coherente no termina de cuajar, lo que sin duda le resta puntos al juego.

Por lo anterior no debe pensarse que la historia es mala, no lo es, tan sólo resulta algo floja, no tan envolvente como la de entregas anteriores, por mencionar algo, los dos antagonistas de la historia no terminan de convencer, no resultan memorables ni sus motivos son lo suficientemente sólidos o profundos como para convencer, a todas luces se les nota su poco peso argumental, lo que a la postre evita que sean buenos villanos.

En términos técnicos, el juego se ve y escucha bastante bien, la atmosfera creada por los escenarios y sonidos cumple con su objetivo, no así sucede con la cámara y el control, los
cuales pueden ser incómodos para muchos, pero no resultan un obstáculo insalvable, mediante se continua con las partidas, ambos inconvenientes se van suavizando y el juego se percibe más fluido.

Conforme se van eliminando enemigos, iremos obteniendo puntos, los cuales nos servirán para ir comprando habilidades que podremos activar durante el juego en bloques de tres. Algunas de estas habilidades son muy útiles, como las que aumentan el nivel de defensa y de ataque, o las que nos otorgan munición infinita para determinada arma, y algunas son meramente accesorias y no influirán particularmente en el estilo de juego. Estas habilidades son bastante caras, y serán necesarias muchas partidas para poder conseguirlas todas.



Las armas que usaremos a lo largo del juego son las que ya nos tiene acostumbrados la saga, pistolas, escopetas, rifles de asalto, rifles de francotirador, granadas, pistolas magnum y lanzagranadas. Igualmente, cada personaje tendrá un par de armas personales, las cuales ningún otro puede utilizar, en el caso de Leon un cuchillo y un par de pistolas de 9 mm; en el de Pierce una pistola ametralladora y un poderoso rifle francotirador; o con Jake, sus puños y una pistola de 9 mm.

Salvo por la última campaña, siempre avanzaremos en compañía de otro personaje, el cual puede ser controlado por la IA del juego, o por un amigo, ya sea en pantalla partida o con conexión a internet. En el caso de la IA se nota una gran mejora respecto a pasadas entregas, no sólo no será un estorbo, sino que nos ayudara en más de una ocasión (y por cierto, el compañero IA no puede ser eliminado por enemigos). En el caso de jugar con otra persona, y tal como siempre sucede en estos casos, la diversión y la experiencia de juego se enriquecen, puesto que requiere de mayor estrategia y de saber colaborar en equipo. Y respecto a esto último, hay que recalcar que en ciertas situaciones hasta cuatro jugadores podrán participar simultáneamente en una misma misión.

Sobre los modos extra del juego no hay muchos que decir, son básicamente los mismos que nos encontramos en otros títulos, quizá con la salvedad del modo Caza de Agentes, en el cual tomaremos el papel de uno de los distintos enemigos para dar caza a un jugador humano. Divertido pero no muy sorprendente.

Hay que admitir que no es un titulo carente de defectos, lo que no debe sorprendernos, dada lo ambicioso de su planteamiento y ejecución, y ello no lo hace necesariamente malo, el juego es bastante entretenido y visualmente atractivo, la historia falla como un gran planteamiento, pero en ocasiones si logra sumergirnos en lo que nos rodea. Y a pesar de que no llega a la genialidad de Resident Evil 4, supera con creces a la quinta entrega. Sin duda, un buen juego que no dejara indiferente a nadie y que puede disfrutarse sin prejuicios.

Características

Titulo: Resident Evil 6

Desarrollador: Capcom

Género: Acción/Dramatic Horror

Año: 2012

Duración: cerca de 30 horas (dependiendo de la dificultad y de la habilidad del jugador)

Precio: $999 (pesos mexicanos)

Lo mejor

Los escenarios de Tall Oaks, el regreso de los zombis, algunas partes de la trama, la diversidad y estilo de las campañas, el sistema de mejoras mediante habilidades, el uso de personajes icónicos de la saga, no de todos, pero sí de los más representativos.

Lo peor

La cámara, los principales antagonistas, los entresijos de la historia que no se cohesionan del todo bien, el manejo de los idiomas y subtítulos disponibles, la repetición de ciertas circunstancias en las cuatro campañas.

1 comentario:

Gustavo Coarita dijo...

genial!!! espero pronto salga para pc y probar el juego.

Publicar un comentario